La Boca de la Verdad

La Boca de la Verdad (Bocca della Veritá) (ver imagen abajo) es una enorme máscara de mármol de fama mundial, de la que se cuenta que mordía la mano de aquél que mentía.
 
La legendaria escultura de enormes dimensiones, cuenta con un diámetro de 1,75 metros, está dedicada al Dios del Mar representado por un rostro masculino con barba, con los ojos, la nariz y la boca perforados.

Según cuenta la leyenda

Un marido que desconfiaba de su esposa la llevó ante la Boca de la Verdad para comprobar su fidelidad. La mujer reaccionó fingiendo un desmayo y su amante la recogió en sus brazos. Después de esto, la mujer juró ante la Boca de la Verdad que sólo había estado entre los brazos de su marido y del hombre que acababa de recogerla.

Esta es tan sólo una de las muchas leyendas que existen sobre la famosa escultura que, con el paso de los años, continúa generando una enorme expectación. En 1632 fue trasladada al exterior de una de las paredes de la cercana Iglesia de Santa María in Cosmedin, cerca de Roma, lugar en el que continúa hoy en día.

Es muy común ver bastante gente haciendo fila para fotografiarse con la mano dentro de la Boca de la Verdad.

Probablemente quienes gustan ver el programa televisivo A DOS VOCES, observarán esta escultura de fondo, como símbolo en el mundo periodístico, de informar con la VERDAD.
Sin entrar en debates filosóficos, ni teológicos, vamos a dar un esbozo de una palabra que encierra una gran virtud moral, abarca virtudes como buena fe, honestidad, sinceridad. En hebreo significa confianza, fidelidad o digno de confianza, cumplidor, responsable si se trata de un hombre o mujer veraz.

Tiempo pasado / Tiempo presente

Unos 700 años AC, el profeta Isaías escribió metafóricamente su realidad, (semejante a la nuestra ). “El derecho se retiró y la justicia se puso lejos, porque la verdad tropezó en la plaza y la equidad no pudo venir, y la verdad fue detenida y el que se apartó del mal fue puesto en prisión y lo vio Dios y desagradó a sus ojos porque pereció el derecho2 (Isaías 59:14-15) Cuando se desprecia la verdad se cae en el autoengaño que saldremos impunes delante de nuestro Creador. Por ello meditemos que nos dice en su Palabra.

Siempre la verdad respalda a la justicia. Proverbios 12:17 dice “El que habla verdad declara justicia.”

Siempre la verdad trae aparejada el respeto, el honor, la estabilidad en todos los órdenes

Proverbios 12:19 dice “El labio veraz permanecerá para siempre.” Siempre el camino de la verdad es más difícil.

Proverbios 23.23  “Compra la verdad y no la vendas.”. Inversión.

Alguien escribió: La verdad por muy dolorosa que sea, siempre  es el camino adecuado.

Proverbios 28:20 “El hombre de verdad tendrá muchas bendiciones.” La verdad se sobrepone a toda calumnia, mentiras, murmuraciones, falsedades, rumores. La verdad siempre triunfa. Sobrevive al tiempo.

No necesitamos una BOCA de la VERDAD para certificar si andamos en la verdad, es una decisión personal diaria. Proverbios 8:7 “Abriré mis labios para cosas rectas, porque mi boca hablará verdad.”

Permanentemente estamos rodeados de mensajes comerciales engañadores, discursos políticos con promesas falsas, desmentidas por testimonios falsos y mal intencionados, no nos dejemos debilitar en esta buena y santa manera de vivir: Andar en la verdad y la verdad en amor…no solo los periodistas deben hablar verdad, los creyentes en Cristo, con mayor razón.

Por Lidia Lewczuk de Masalyka.